En la permanente testarudez

En la permanente testarudez de un sin fin de llamas fugaces el pensamiento se escapa buscando el calor incendiario de tu regazo maternal.

%d bloggers like this: